Más de 40 robos a escuelas durante receso escolar

Más de 40 robos a escuelas durante receso escolar

Con la finalidad de evitar actos vandálicos y robos en escuelas de Educación Básica durante el receso escolar por periodo vacacional, además de generar conciencia con respecto a la importancia de preservar el patrimonio de los bajacalifornianos, la Secretaría de Educación (SE), llama a la sociedad en general a reportar personas y actividades sospechosas alrededor o dentro de los planteles.

Es por ello que se exhorta a vecinos de las escuelas de preescolar, primaria y secundaria, así como a la comunidad escolar de todos municipios de la entidad, para que se mantengan vigilantes y reporten cualquier actividad extraña, ya que los planteles escolares son un patrimonio de todos los bajacalifornianos.

“Es de gran importancia la participación de todos los habitantes en la toma de acciones preventivas que salvaguarden las escuelas durante el periodo de vacaciones”, subrayó la delegada de la SE en Ensenada, Arizbeé Montaño Zavala.

Los números de emergencias son el 911 para denuncias generales y el 089 para denuncias anónimas, donde se pueden reportar anomalías como personas extrañas o vehículos sospechosos alrededor o al interior de las escuelas, así como daños materiales en ventanas, cercos y paredes. También, dijo, está disponible el número (686) 520-05-00 opción 4, de la denominada Línea Educativa.

“Desafortunadamente, durante el periodo de Educación a distancia por la pandemia de COVID-19, que comprendió del 18 marzo al 6 de junio del Ciclo Escolar 2019-2020, el Departamento de Seguridad y Emergencia Escolar de Ensenada registró daños y robos en 16 escuelas de preescolar (34%), 24 primarias (51.1%) y 7 secundarias (14.9%).

Arizbeé Montaño detalló que algunos daños consistieron en robo de material de educación física, destrucción de puertas/ventanas, robo de computadoras, tablets y proyectores, mesas, comida, tanque de gas, cableado eléctrico, cerco perimetral, extintores daños en camión escolar, espejo, baterías, bocinas, estéreo, daños a paredes de yeso y grafitis, entre otros.

Reiteró que el daño no es hacia las instituciones gubernamentales como la Secretaría de Educación, sino hacia la sociedad misma, pues las escuelas son de nuestras hijas e hijos, tanto del presente como del futuro, es decir, las escuelas son un patrimonio de todos.