La "Nueva Normalidad", regreso escalonado a las actividades

La

La “Nueva Normalidad” que incluye la estrategia de reapertura de las actividades sociales, escolares y económicas del Gobierno Federal ante el COVID-19, fue presentada durante la video conferencia matutina del gobernador Jaime Bonilla Valdez, donde se informó que cada entidad federativa es responsable de determinar la reanudación de sus sectores. 

Durante la transmisión en vivo en sus redes sociales, acompañado por el secretario de Salud del Estado (SS), Alonso Pérez Rico, el jefe del Ejecutivo Estatal, explicó que el plan para la "Nueva Normalidad", como se le ha llamado desde la Federación, corresponde a una herramienta para un regreso escalonado y ordenado. 

Expresó que la estrategia debe aplicarse atendiendo las condiciones de avance de cada estado, como es el caso de Baja California, que de acuerdo al semáforo de clasificación se encuentra en color “rojo”; así mismo manifestó que la salud y la vida de los bajacalifornianos es prioridad del “Gobierno en Marcha”. 

Por su parte, el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, en una breve disertación habló sobre la estrategia de reapertura de actividades sociales, escolares y económicas para el Estado de Baja California, que brinde seguridad, claridad y certidumbre para la comunidad al regresar a esta “Nueva Normalidad”. 

Con estas acciones se propiciará un reinicio gradual, ordenado y cauto. Al estabilizarse nuestra “meseta” de contagios de COVID-19, y que comience el descenso al tener menos casos. 

El Dr. Pérez Rico explicó que los principios rectores de la “Nueva Normalidad” son: Privilegiar la salud y la vida; solidaridad con todos y no discriminación; economía moral y eficiencia productiva; y responsabilidad compartida (pública, privada y social).

Detalló que la etapa 1 comienza con los municipios de la “Esperanza” que saldrán de cuarentena de forma anticipada a partir del 18 de mayo, se trata de aquellas ciudades donde no haya casos confirmados o en regiones vecinas; la etapa 2 se trata de la emisión de protocolos y las adecuaciones que deban hacer las empresas en zonas de trabajo, así como las modificaciones en espacios públicos, aplica del 18 al 31 de mayo y finalmente la etapa 3, que consiste en la entrada en vigor del semáforo semanal por regiones. 

“A partir del 1 de junio, la gran mayoría del país entrará directamente a esta última fase, y en estas dos semanas tendremos que estar totalmente preparados”, afirmó Pérez Rico.