ENSEÑANZAS QUE EL COVID-19 DA A MÉXICO EN CUANTO AL DESARROLLO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Académico e investigador de CETYS señala que en México se debe fomentar la innovación tecnológica para beneficio nacional.

ENSEÑANZAS QUE EL COVID-19 DA A MÉXICO EN CUANTO AL DESARROLLO DE   CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Ensenada, B.C., a 21 de abril de 2020.- La situación actual relacionada con la contingencia sanitaria por el COVID-19 nos ha tratado de enseñar muchas cosas, y es nuestra obligación esforzarnos en aprender la mayor cantidad posible de esas potenciales enseñanzas.

El primer recordatorio básico que el COVID-19 nos da, refiere el Dr. Josué López Leyva, académico e investigador de CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada, es que la salud siempre es prioridad, sin importar el nivel social, económico o académico. Otro es que, al final, todos los seres humanos somos iguales, y que no podemos dejar de lado la solidaridad, la fragilidad humana, así como las capacidades técnicas y científicas, entre otros.

“En el campo de la ciencia y la tecnología, particularmente para México, el COVID-19 también nos viene a recordar lo que ya sabíamos desde hace muchos años, que no existe o es mínimo el desarrollo de tecnología en nuestro país”.

En este sentido, recalca el académico, es inminente la urgente necesidad de dispositivos médicos, y que diversas empresas, asociaciones civiles, grupos de profesionales e instituciones, han realizado propuestas para la creación de dichos dispositivos. A la par, la federación también ha abierto programas que impulsan estas prácticas ante la contingencia sanitaria, por lo que otro recordatorio es que son las acciones de solidaridad científica y técnica que todo profesionista debe de tener dentro de su marco de ética y valores.

Y, sostiene que la enseñanza para las instituciones educativas y centros de investigación es que todo aquello que se investiga, desarrolla e innova, debe tener un impacto social real. Además de que ya es tiempo de que catalicen la creación formal, estructurada y con evidencia de tecnología nacional y logren la creación de empresas internas o externas de base tecnológica.

Finalmente, López Leyva destaca que aunque existieron, existen y existirán programas nacionales, estatales y quizá municipales que fomenten la innovación tecnológica para beneficio nacional, los resultados son escasos, ya que son los corporativos internacionales quienes se llevan la mayor ganancia de estas innovaciones.

Y concluye, “si para lograrlo es necesario modificar procesos, estructuras organizativas, planes de estudio, descripciones de puestos, maneras de trabajar en equipo, etc., se debe hacer. Porque mientras más rápido lo realicemos, mejor preparados estaremos para futuros escenarios de salud pública, más resilientes seremos, y al final, más vidas de personas se salvarán y mejoraremos la calidad de vida de muchos pacientes, gracias a oportunas y visionarias acciones”.