Sin dinero... no hay copa

Los refuerzos se han vuelto indispensables para levantar trofeos

Sin dinero... no hay copa
Los refuerzos se han vuelto indispensables para levantar trofeos